Cinemateca Nacional proyecta película a niños de Fundabit

Cinemateca Nacional proyecta película a niños de Fundabit

Con la finalidad de llevar el cine como herramienta para la educación de los niños, niñas y adolescentes, la Fundación Cinemateca Nacional de Venezuela realizó la proyección de la divertida y afamada película cubana Meñique y el Espejo Mágico, a los hijos de los trabajadores de la Fundación Bolivariana de Informática y Telemática (Fundabit).

La proyección se realizó en los espacios del Ministerio del Poder Popular para la de Educación, ubicado en la Parroquia Altagracia y contó con la participación de más de 15 niños y niñas de esta fundación.

Los pequeños de la casa disfrutaron dos horas entretenidas y llenas de aprendizaje, a través del personaje de un pequeño campesino que quiere salir adelante y se va a la ciudad junto a sus hermanos. Allí se enteran que un enorme roble encantado tiene al palacio del rey en las tinieblas, sin agua y que el soberano ha prometido otorgar el título de marqués y mano de la princesa, a quien logre cortar el árbol y abrir un pozo.

Antes de iniciar la proyección de la película y al finalizar la misma,  fue realizado un conversatorio, donde los niños pudieron comentar sobre las enseñanzas aprendidas durante la película.

En este sentido Walkira Zurita, de la Dirección de Talento Humano de Fundabit, agradeció la presencia de la Cinemateca Nacional, agregando que posteriormente se desarrollará un plan de trabajo el cual contará con un proceso de formación y la proyección de otras películas para que los consentidos de la casa tengan una visión más clara y sepan diferenciar las cosas buenas,  las malas y los mensajes que ciertas películas puedan tener.

Es importante destacar que estas actividades se realizan con la finalidad de intercambiar percepciones sobre las películas que se presenten y llevar a los niños y niñas, la idea de que el cine no  es solamente entretenimiento, sino que a través de él, se pueden conseguir valores y enseñanzas.

Los niños y sus opiniones

Los pequeños de la casa sintieron gran satisfacción al descubrir que la película dejaba bien claro el valor de la amistad y otras enseñanzas que se aprenden a lo largo de la vida. Tal es el caso del niño Gabriel Ponce Montoya, quien enfatizó: “me gusto mucho la película, la animación y los personajes. Aprendí que no debemos robar porque eso es malo, debemos compartir y apoyarnos entre todos”.

De igual forma, el niño Anyelker Carrasquel

agrego: “la película fue muy divertida. Aprendimos que nunca se debe robar a los pobres ni a los ricos, eso es malo”.

La pequeña Grecia Angeli Hidrogo añadió: “me pareció muy bien porque el pequeñito que se casó con la princesa y ella lo amaba mucho. Aprendí que no debemos hacer cosas malas, que debemos hacer cosas buenas”.

Finalmente, el niño Anger Miguel Hidrogo López  dijo: “a mí me gustó la película porque al final siempre triunfó el bien y no importaba que Meñique fuera pequeñito, logro ser feliz y solventar las dificultades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *